23 oct. 2014

Reseña de: La cruzada de los niños, por Juan Nieto

El título parece remitimos a la desgraciada Cruzada emprendida por los niños en 1212 para recuperar los Santos lugares. Sin embargo, el poema de Brecht hace referencia a una leyenda que se viene transmitiendo en Polonia desde que, en 1939, unos niños huérfanos y hambrientos, huyendo de sus pueblos destruidos por las invasiones nazi y soviética, emprenden una larga marcha en busco de paz y seguridad. La historia termina mal: caminando siempre hacia el sur, allí se desvanece su rastro, solos y perdidos en el despiadado invierno. El fiel perro compañero, al que envían con una nota de socorro, muere en brazos de unos campesinos.

A la línea argumental de la leyenda, Brecht añade el valor y la generosidad de los protagonistas, su desconcertado avance esperanzado y algunas mínimas peripecias de carácter individualizado, destacando la falta de diferencias entre ellos por credos e ideologías. Reclama, también, la no emisión de juicio moral sobre algunos de sus actos y sobre aquellos que no pudieron o quisieron darles amparo. En su pensamiento, estos niños se unen a otros muchos de diferentes nacionalidades y razas que vienen padeciendo, desde tiempos remotos, las consecuencias de lo que debiera ser nuestra vergüenza perpetua: la guerra. Brecht incluyó este poema en sus Historias de almanaque, un conjunto de textos heterogéneos con el lazo de unión de la mirada crítica sobre personajes y sucesos históricos. La traducción de Moka es digna aunque carece de fluidez pues es difícil ceñirse al texto y versificarlo.

El poema ha sido ilustrado con maestría, y yo diría con dolor, por Carme Solé. Para ello ha escogido el trazo abocetado, en negro sobre el blanco de página, que estalla de expresividad y acrecienta lo sensación de evanescencia de esta historia no escrita, solo transmitida por el boca a boca y que tiene reminiscencias de otras antiguas narraciones orales. La aparición del rojo, en una única imagen llena de violencia, da motivo a la incorporación de este color en las guardas y algunos detalles de la tipografía. Historia, ilustración y edición hacen de este álbum una delicada aunque triste delicia estética.
 

 sitio del producto en la página de la editorial: clic

No hay comentarios :

Publicar un comentario