11 ago. 2015

Iri y Toshi Maruki: Fantasmas







Fantasmas en procesión
en un instante despojados de 
todas sus ropas
por la explosión.
Tenían  quemaduras en todo
el cuerpo.
Hinchazones purpureas en 
la piel
pronto reventadas y desprendidas
colgantes como tiras
de papel.

Fantasmas numerosos del
infierno
de la explosión atómica,
las manos medio alzadas
portaban corazones y piernas pesadas,
caían en dolorosa acumulación
y morían en sucesión.

Una sombra blanca  humana
permanecía en un escalón de piedra
en el centro de la explosión.
¿A seis mil grados
se evapora el cuerpo?
¿Fue realmente eso lo que ocurrió?
Nadie puede expresar como era en
aquel momento.

Todos tenían
los rostros deformados
Difícil era distinguir
uno del otro,
aunque  dijera su nombre 
en una voz casi ida.

Un infante yacía dormido intacto.
Su madre debió haberle salvado
la faz inocente, la piel de terciopelo
en su vientre, tierno, blanco,
¡Oh!, incluso el pequeño se alzaría 
de nuevo sobre sus pies  y resolvería sus
pasos.
Cuando la paz  fuera un hecho. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario