11 ago. 2015

Nazım Hikmet: EL PESCADOR JAPONÉS



         Era joven, muy joven, el pescador japonés
         que la nube mató, lejos, en alta mar
         Allá por el Pacífico, una noche amarilla
         yo escuché a sus amigos esta historia cantar

Quien come este pescado, muere
Quien toca nuestra mano, muere
Es como un negro féretro este barco
Quien lo tripula, muere

Quien come este pescado, muere
No enseguida, sino poco a poco
Las carnes se le pudren lentamente
Quien come este pescado, muere
Quien toca nuestra mano, muere

Estas manos honestas, laboriosas
Lavadas por la sal y por el sol
Quien toca nuestra mano, muere
No enseguida, sino poco a poco
Las carnes se le pudren lentamente
Quien toca nuestra mano, muere

Estas manos honestas, laboriosas
Lavadas por la sal y por el sol
Quien toca nuestra mano muere
No enseguida, sino poco a poco
Las carnes se le pudren lentamente
Quien toca nuestra mano muere

Olvídame, mi amor de ojos de almendra
No me beses, mi rosa
Con un beso te puedo dar la muerte
Olvídame, mi amor de ojos de almendra

Es como un negro féretro este barco
Olvídame, mí amor de ojos de almendra
El niño que podríamos tener
Más que un huevo podrido estaría podrido
Es como un negro féretro este barco
Un mar de negra muerte es este mar

¡Oh, hombre! ¿Dónde estáis?

En el Blog: Dünyanın Bütün Sokakları, podrás leer la versión original en turco también en ingles e italiano

No hay comentarios :

Publicar un comentario