27 ago. 2014

Samih al-Qasim: DE NOCHE, EN LA PUERTA DE FEDERICO




Federico:
el guarda apagó su lámpara.
Baja,
que espero aquí, en la plaza.

Fe... de ... ri... co...
El candil de la pena es una luna,
y el miedo, un árbol.
Baja pues,
que ya sé que te escondes en la casa,
habitado de fiebre,
encendido de muerte.
Baja,
que espero aquí, en la plaza,
encendido en la llama de la rosa,
que mi corazón es una manzana.

Grita el gallo sobre el tejado,
Federico.
La estrella es una herida,
la sangre grita también sobre las cuerdas,
se enciende la guitarra.

Fede...rico:
Ha tirado sus armas en el pozo
el guarda oscuro.
Baja, pues, a la plaza.
Yo sé ya que te escondes a la sombra de una ángel,
que te diviso, allá,
lirio tras la cortina de la ventana
con una mariposa temblándote en la boca
y tus manos peinando el pelo de la noche.
Baja,
y ábreme la puerta, Federico,
deprisa
Date prisa,
que yo te espero aquí, en el escalón.
Un tropel de soldados se aproxima
por un recodo de la calle:
ruido de fusiles,
sonar de bayonetas.
Ábreme ya la puerta,
deprisa,
escóndeme,
Federico
Fede... ri...co

No hay comentarios :

Publicar un comentario