5 dic. 2012

Raúl González Tuñón: VÍCTOR JARA



¿Qué es un cantor cabal, qué era Víctor Jara
—un cantor y señor de la guitarra—
sino aquel, con su duende y con su ángel,
el sutil equilibrio entre la mano y la garganta?

Y aún con las manos rotas simulaste
acariciar las cuerdas de tu guitarra muerta
y en un esfuerzo insólito ¡Cantaste!
Y ahí te fusilaron los milicos fascistas.

Pero hoy tu instrumento y tus canciones
vigilan tu memoria en Chile y por el mundo, Víctor Jara,
perduran en las voces de todas las guitarras
de aquellos que caminan con su época
en la hora del tiempo guerrillero.

Porque no terminó la batalla de Chile y el futuro
verá allí en sus bíblicas esencias
a hombres libres y gozosos cantando
junto a las lámparas del trigo y de las rosas.

Y en la caja profunda como el agua profunda
habrá siempre un lugar para la fantasía y la lucha,
los sueños, el amor y la aventura y esa cierta magia
de la violencia y de la ternura latinoamericana.

Y a la consigna nazi: «Cuando oigo decir
la palabra cultura, quito el seguro a mi revólver»
Víctor Jara responde desde su claro espectro:
«Cuando oigo la palabra Pinochet, quito el seguro
a mi guitarra, que puede disparar como un fusil.»

Oh, cuántas primaveras perdidas por septiembre,
cuánta muerte flotando en los turbios Mapochos.
¡Ellos serán vengados!
Ahora y en la hora de Víctor Jara. Amén


Raúl González Tuñón, el 13 de agosto de 1974,  le escribió este  poema  a Víctor Jara y al día siguiente falleció.

No hay comentarios :

Publicar un comentario