16 oct. 2012

Alejandro Dávila Bolaños: Las Campesinas Indias de Cuá




— “Traigan a la vieja”, gritó con furia una voz kaki.
María  Venancia Hernández fue empujalada.
— ­“Quiénes pasaron por aquí? Cuántos eran?
Qué decían? Cómo se llamaban? Dónde están los hombres?
María Venancia no dijo nada!!  Ella vio manos kaki
le amarraban  -unos- delgados cables
como bejucos por todo el cuerpo.
“contesta puta”!!, alcanzó oír, y después
Sintió como si mil –gusanos –de- chichicaste
Le mordieran las entrañas!!!
Pobre María Venancia, a pesar de sus 92 años
y de sus cinco hijos vivos!
Fue convertida en cuasi –centenario- arco voltaico!
Pero su lengua no dijo nada!!
Luego arrasmarraron a la Amanda Aguilar.
Pero ni la Amanda ni sus pequeñas hijas
Petrona y Marina tampoco dijeron nada!


Y siguieron: Ángela García, Catalina Díaz, y la recién
madre, Cándida  Gonzáles, que después fue luchada!
Mujeres: Recordad a Matilde Hernández en su sexto mes
de embarazo , cuando después de recibir una patada
en el vientre , caía –al- suelo- ensangrentando de
llamaradas –eléctricas el piso salado!!
Cuando fue levantada el celequito yacía muerto
sobre la amargadura tierra que no conoció!!!
Pero Matilde sin su  tierno-adentro, no dijo nada!!
Como tampoco dijeron Emelina Hernández, de 18 años.
 Ni Estebana García que parió, porque la  golpigaron hacerlo
un niñito-indio!!

No dijeron nada, nunca! Ni cuando les llevaron a sus
hombres  hemo-amarrados hemo-golpeados hemo-agonizantes!!!
Día de horror para la carne
al saberse que Esteban y Juan Hernández fueron arrojados
mini-vivos a la muertaña
desde –un- helicóptero!!!
y dos días después repetían la asezaña
con Saturnino y Francisco Gonzales!!!
Noche terrible cuando se supo que los cuatro hijos de
la Raymunda Hernández los habían paz-matados en Tazua!!
O el permallanto –de-  hambre de los cipotillos de la
 Salvadora Campos, y los de su hermana Julia!
Y el tormendo dolor-dolor de Basilia Gonzales hermana
 de los ex- Saturnino- Francisco!!

Este fue el vidicidio que los kaki hicieron electro-sufrir
a las campesinas indias de Cuá , norte de Jinotega!!
No quiero, no-deseo que la hictoria, olvide sus nombres
como tampoco se ignore el martirio  de las mujeres de
Bocaycito, Zenica, Cerro-Verde, Guapotal !!!

No!  mil veces no!!    Yo sé como –terminará-  esto!
Todos lo sabemos! Mientras tanto recordaremos siempre
el sin palabras- sufrimiento de las heroicas mujeres –indias
de Cuá, que prefirieron la muertura y la muerte,
punto final, de sus hombres
pero nunca dijeron nada de los jóvenes- guerrilleros 
que libertaran la patria !!!




Instituto de Estudio del Sandinismo : Porque viven siempre entre nosotros. Héroes y mártires de la insurrección en Masaya. Editorial  Nueva Nicaragua. Managua, 1982. 272p.

No hay comentarios :

Publicar un comentario