5 may. 2011

Marx, Rimbaud y la Comuna de París





Respecto a Marx, Rimbaud y la Comuna de París, encontramos en la web dos interesantes trabajos:

1) Marx, Rimbaud y la Comuna: El Faro de la Bastilla de Vicente Quirarte publicado en Revista Iztapalapa No. 19, 61-66 (1990), donde plantea que insurreción de las masas parisinas tiene como modelo la toma de la Bastilla y produce en ellas parecido efecto espiritual del cual Marx y Rimbaud expresan sus aspecto teorico y poetico.

"Y es a raíz de la Comuna que dos figuras decisivas de la cultura occidental, el pensador Karl Marx y el poeta Jean-Arthur Rimbaud, ocupan la primera línea de fuego en sus respectivos campos de batalla. En 1871 Rimbaud, el genio precoz de 17 años, llega a París, huyendo de la tiranía materna y de lo que consideraba la mediocridad de su natal Charleville. Revolución es sinónimo de maduración acelerada, y la experiencia de la Comuna cristalizará en la literatura más perecedera de Rimbaud. Los mensajes entre líneas de Una temporada en el infierno y las Iluminaciones revelan al poeta dueño de todos sus recursos llevando a la practica la teoría que anunciase ese mismo 1871 en la carta a Paul Demeny, mejor conocida como "Carta del vidente", la cual finaliza con la frase "la poesía irá por delante de la acción". Como advierte Pierre Gascar en su libro Rimbaud y la Comuna, aunque el poeta no hubiera participado de manera activa en la insurrección parisina de 1871, el espíritu de la revolución lo hace uno de los suyos. Simultáneamente, el discurso poético de Rimbaud justifica el cambio de conciencia que la Comuna, no obstante su brevedad, provoco en toda Europa."











2) Marx, Rimbaud y la Comuna de París de Fernando Rendón, parte de un hipotético encuentro entre Carlos Marx y Arthur Rimbaud en un café de París para presentarnos una rapida imagen de la Comuna de Paris y su significado.



"Aunque escrito en mayo de 1870 como un texto premonitorio, de toda la obra
poética de Rimbaud es el poema “El Herrero” el que mejor describe la atmósfera
revolucionaria de París de aquellos días:

¡Ciudadanos, ciudadanos! ¡Era el sombrío pasado
que se hundía, que rugía cuando la torre tomamos!
Algo que era como el amor en el pecho llevábamos
y al igual que los caballos, por la nariz resoplábamos
íbamos firmes y fuertes y algo nos latía ahí...!
Marchábamos bajo el sol, alta la frente
y así venía París a nuestro encuentro a abrazarnos.
¡Por fin! ¡Nos sentimos hombres! Y estábamos muy pálidos
Nos sentimos ebrios de terribles esperanzas..."






2 comentarios :

  1. guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro poemas preciosos

    noticias

    ResponderEliminar
  2. La misión del blog es clara aunque a veces nos falte tiempo para actualizarlo.

    ResponderEliminar